viernes, 1 de julio de 2011

Que siverguenza



¡¡Qué sinvergüenza!!






Justo se estaba dando un baño y se había puesto sus gafas para bucear cuando le dije que levantara la cabeza para sacarle la foto y cuando estaba por apretar el disparador, soltó semejante chorro de agua, aparté la cámara corriendo y de milagro se salvó de que le cayera encima, pero cuando ví como quedó la foto el susto mereció la pena :D






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada